Skip to main content
VariosSalud bucodental

Flemón dental: síntomas, causas y tratamientos

By diciembre 11, 2023No Comments

¿Qué es un Flemón Dental?

El flemón dental, una condición que afecta la cavidad oral, se presenta como una realidad dolorosa que merece ser comprendida. En este artículo, exploraremos los misterios detrás de esta afección, desentrañando sus síntomas, causas y opciones de tratamiento.

Un flemón dental es una acumulación de pus causada por una infección bacteriana. Esta condición se desarrolla en los tejidos blandos de la boca y puede provocar dolor intenso, hinchazón y malestar general. Comprender sus características es fundamental para abordar eficazmente esta situación dental delicada.

flemon dental

Síntomas del Flemón Dental

  • Dolor intenso: El síntoma más evidente del flemón dental es el dolor agudo y persistente. Este dolor puede irradiar hacia el cuello y la mandíbula, afectando significativamente la calidad de vida del paciente.
  • Inflamación y enrojecimiento: La zona afectada muestra signos externos de inflamación y enrojecimiento, indicando la respuesta del cuerpo a la infección bacteriana.
  • Fiebre y malestar general: A medida que la infección se propaga, la fiebre y el malestar general pueden manifestarse, señales de que la afección no debe subestimarse.

Causas del flemón dentario

¿Por qué salen?

  • Infecciones dentales: Las caries no tratadas, las enfermedades de las encías o incluso la presencia de dientes infectados pueden dar lugar a la propagación de bacterias en el interior de los tejidos blandos. Estas infecciones actúan como un catalizador para el desarrollo del flemón dental.
  • Acumulación de Pus: La respuesta del cuerpo a la infección es la formación de pus, una mezcla de células muertas y bacterias. Esta acumulación causa presión y dolor, dando lugar al flemón.
  • Absceso dental: Un absceso dental, que es una acumulación de pus en el centro del diente o en las encías, puede ser una fuente directa de un flemón. Estos abscesos se forman cuando las infecciones dentales no se tratan, provocando la irritación de los tejidos circundantes.
  • Periodontitis avanzada: La periodontitis, una forma grave de enfermedad de las encías, puede contribuir al desarrollo de un flemón. La inflamación crónica de las encías y la pérdida de soporte óseo crean un ambiente propicio para las infecciones.
  • Traumatismos dentales: Lesiones o traumatismos en los dientes pueden exponer la pulpa dental, permitiendo que las bacterias ingresen y desencadenen una infección. Estos eventos pueden ser el punto de partida para un flemón doloroso.
  • Complicaciones postoperatorias: Después de procedimientos dentales como una extracción o una endodoncia, las complicaciones como infecciones residuales pueden dar lugar al desarrollo de un flemón dental.
  • Sistema inmunológico debilitado: Individuos con sistemas inmunológicos debilitados, ya sea debido a enfermedades crónicas, tratamientos médicos o condiciones preexistentes, pueden tener una mayor susceptibilidad a las infecciones dentales que, a su vez, pueden evolucionar hacia un flemón.

Tratamientos para tratar el flemón

  • Drenaje del Absceso: El primer paso es drenar el absceso para liberar la acumulación de pus, aliviando la presión y reduciendo el dolor.
  • Antibióticos: Los antibióticos son prescritos para combatir la infección subyacente y prevenir su propagación a otras áreas.
  • Tratamientos Dentales: Abordar la causa raíz de la infección implica procedimientos dentales como la endodoncia o la extracción del diente afectado.

tratamiento para el flemon dental en ToledoConsejos de prevención

La prevención juega un papel crucial en la gestión del flemón dental. Adoptar hábitos saludables y practicar una buena higiene oral puede marcar la diferencia en la prevención de infecciones dentales que podrían evolucionar hacia un flemón. Aquí tienes consejos prácticos para mantener una sonrisa saludable y prevenir la aparición de esta dolorosa afección:

  • Higiene bucal rigurosa: Mantén una rutina de higiene oral sólida. Cepilla tus dientes al menos dos veces al día con un dentífrico fluorado y utiliza hilo dental para limpiar entre los dientes. La eliminación regular de placa dental ayuda a prevenir la formación de infecciones.
  • Enfoque en la prevención de caries: Evita la formación de caries mediante la limitación del consumo de azúcares y alimentos ricos en almidón. Las caries no tratadas pueden ser el punto de partida de infecciones que llevan al flemón dental.
  • Visitas dentales regulares: Programa revisiones dentales periódicas, al menos dos veces al año. Estas visitas permiten la detección temprana de problemas dentales y la intervención antes de que evolucionen hacia condiciones más graves.
  • Tratamiento oportuno de infecciones dentales: No ignores señales de infección dental, como dolor persistente, sensibilidad o inflamación. Busca atención dental tan pronto como detectes cualquier síntoma. El tratamiento temprano puede prevenir la progresión hacia un flemón.
  • Evitar traumatismos dentales: Protege tus dientes de lesiones utilizando protectores bucales durante actividades deportivas y evitando el uso de los dientes para abrir envases u objetos.
  • Mantén un estilo de vida saludable: Fortalece tu sistema inmunológico adoptando un estilo de vida saludable. Una dieta equilibrada, ejercicio regular y la gestión del estrés contribuyen a una salud general que también beneficia a la salud bucal.
  • Educación en higiene oral: Aprende técnicas de cepillado y uso de hilo dental efectivas. Tu dentista puede proporcionar orientación sobre la técnica adecuada para maximizar la eliminación de placa y prevenir infecciones.
  • Evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol: El tabaco y el consumo excesivo de alcohol pueden comprometer la salud bucal y aumentar el riesgo de infecciones dentales. Considera reducir o eliminar estos hábitos para proteger tu sonrisa.

Remedios para aliviar un flemón bucal en casa

  • Enjuague con agua salina: Prepara una solución de agua tibia y sal (una cucharadita de sal en un vaso de agua) y realiza enjuagues suaves. Esto puede ayudar a reducir la inflamación y mantener la zona limpia.
  • Analgésicos: Considera el uso de analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o paracetamol. Estos pueden ayudar a controlar el dolor y reducir la inflamación.
  • Evita alimentos duros y calientes: Opta por alimentos suaves y fríos para no irritar la zona afectada. Evita alimentos duros y calientes que puedan aumentar el malestar.
  • Buena higiene bucal: Cepilla tus dientes suavemente, evitando la zona inflamada, y utiliza hilo dental con cuidado. Una buena higiene bucal puede ayudar a prevenir la propagación de la infección.
  • Infusión de clavo de olor: El clavo de olor tiene propiedades antibacterianas y analgésicas. Prepara una infusión con clavos de olor en agua caliente y realiza enjuagues suaves. Sin embargo, consulta con tu dentista antes de probar este remedio.
  • Ajo y miel: Tanto el ajo como la miel poseen propiedades antimicrobianas. Masticar ajo o aplicar una mezcla de ajo triturado con miel en la zona afectada puede proporcionar alivio. Consulta con un profesional antes de probar este remedio.

Cuando vengas a visitar nuestra clínica dental en Toledo, consúltanos sobre el uso de esa aparatología y te explicaremos con detalle todo lo que necesites.

Escríbenos para más información y nos pondremos en contacto contigo ¡Estaremos encantados de poder asesorarte en lo que necesites!

    He leído y acepto la Política de Privacidad.